Desidia y negligencia compartida

Vecinos del triángulo que pertenece a la FAZ (Facultad de Agronomia y Zootecnia de la UNT), se cansaron de hacer denuncias y no encuentran una solución al eterno problema de la quema de cañaverales

45


El Municipio de Yerba Buena y la Universidad Nacional de Tucumán son la muestra de desidia y negligencia compartida.

Es insólito que dos instituciones de tal envergadura no puedan accionar como corresponde e ignoren leyes que protegen la salud de las personas y el medio ambiente. Los vecinos del triángulo que pertenece a la FAZ (Facultad de Agronomia y Zootecnia de la UNT), se cansaron de hacer denuncias y no encuentran una solución al eterno problema de la quema de cañaverales literalmente abandonado e ignorado por la gestión del Decano Ing. Roberto Corbella.

Hernan Zabalsa vecino del lugar hace mención de un problema que los persigue hace años, “La quema del cañaveral, que por cierto es una actividad prohibida nos ahoga” sostiene el vecino; que dice haber llevado los reclamos a la Universidad y al Municipio pero nunca obtuvo una respuesta favorable. Nos cuenta que este predio fue adquirido por la Facultad de Agronomia y Zootecnia por medio de una expropiación con el fin de ser un campo experimental de la FAZ, que en esta gestión no funciona como tal y eso se puede observar por el descuido y el abandono, sumado a los hechos delictivos que cada día son más frecuentes, “es innentendible que la Universidad Nacional de Tucumán y el Municipio de Yerba Buena no atiendan esta denuncia que data de años, tendremos que iniciar acciones legales contra la Facultad de Agronomia y Zootecnia por la quema y el mal estado del terreno que evidentemente perdió el fin por el cual fue adquirido.

Fuente: Tucumán Amanece

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí