El monstruoso planeta es el primero de su género, es 40 veces más masivo que el nuestro y su existencia desconcierta a los científicos.

Se llama TOI-849b, está a 225 años luz de distancia y se trata del mayor planeta rocoso encontrado hasta ahora. Su superficie es 150 veces mayor que la del mundo que habitamos.

Este planeta fue descubierto por un equipo de astrónomos dirigido por David Armstrong, de la Universidad de Warwick, en Gran Bretaña y el hallazgo, firmado por más de 120 investigadores, acaba de publicarse en el servidor de noticias científicas arXiv.

Los astrónomos creen que se trata del núcleo sólido de un antiguo y poderoso gigante gaseoso, ahora desprovisto del grueso manto de gas que una vez lo rodeó. Hace mucho tiempo, su aspecto debió de ser similar al de Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. Se trata de la primera vez que se descubre un planeta de esta clase, y su estudio puede ayudar a comprender “qué tienen dentro” los gigantes gaseosos de nuestro propio Sistema Solar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí