La decisión de la Justicia Federal dejó contrariados a sus familiares, quienes llevan más de dos años sin noticias del paradero de la joven.

Los investigadores desestimaron que la adolescente, de quien nada se sabe desde el 6 de mayo de 2017, haya sido captada por una red de trata de personas.

Así, queda una sola hipótesis firme: la joven fue privada de su libertad y es probable que luego haya sido víctima de un homicidio.

Los pesquisas llevaron adelante 16 investigaciones reservadas sobre personas y lugares, hubo allanamientos y se tomaron declaraciones a muchos testigos, conforme a los datos del proceso judicial. Personal de Gendarmería Nacional y de la Policía Federal concretaron pericias caligráficas en billetes hallados en la búsqueda con supuestos mensajes escritos por la víctima, pero fueron considerados falsos.

Pericias

Expertos de la división Delitos Tecnológicos de la PFA también efectuaron una revisión de los perfiles de Facebook de la víctima y de Darío Suárez, el principal sospechoso.

En ninguna de los registros oficiales se logró obtener una pista que permitiera avanzar en la investigación y así determinar si la desaparición de la Daiana estaba vinculada al delito de trata.

La joven fue vista por última vez el 6 de mayo de 2017. Pasadas las 19, cuando salió al encuentro de un vecino del barrio Julio Abraham, en Alderetes.

Tras conocer el archivo del proceso en el fuero federal, fuentes de tribunales de avenida Sarmiento al 400 dijeron que el fiscal Claudio Bonari mantendría la misma línea de investigación.

El funcionario también dispuso medidas que le habrían permitido establecer que Daiana no había salido del país, que no había movimientos de su cuenta de Facebook y que no había sido asistida en algún hospital, entre otros datos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here