Cómo explica el comite de infectólogos la cifra de un millón de casos

8

Ya era viernes y todavía no había llegado ninguna convocatoria al grupo de WhatsApp. Por primera vez en siete meses y ya cerca del millón de casos detectados de Covid-19 en el país, cifra que se alcanzó en las últimas horas, el Presidente no recibiría a los asesores horas antes de un anuncio sobre la continuidad de la cuarentena desde la llegada de la pandemia por el nuevo coronavirus. La última reunión virtual del Comité de Expertos Covid-19 (COE) había sido el sábado anterior, a principios de este mes, y, unos días antes, algunos habían sido convocados a la Casa Rosada.

Lejos quedó aquella foto oficial del 23 de abril pasado, en el parque de la Quinta de Olivos, con el grupo de expertos convocados por el Gobierno posando junto a los funcionarios. Hoy, cuando la Argentina acaba de atravesar el umbral del millón de infectados y es el país con más muertos diarios por millón de habitantes, su rol se mira de manera crítica. ¿Sirvió la cuarentena temprana y prolongada decretada por el Gobierno y recomendada por ellos? ¿Fue la estrategia de testeos la correcta?

“No formamos parte del Gobierno, no gobernamos, no decidimos, solo damos opiniones, sugerencias que a veces son tomadas y otras veces no. Trabajamos ad honórem; para renunciar, como piden algunos, primero nos tienen que contratar. Ponemos a disposición artículos, novedades científicas y cuando nos reunimos con las autoridades sanitarias intercambiamos opiniones. Es el Gobierno el que toma las decisiones, no nosotros”, dijo Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped, en diálogo con LA NACION.

A siete meses del primer caso de Covid-19 informado en el país, algunos de los miembros del comité aceptaron hacer una evaluación de su desempeño y, en algunos casos, también una autocrítica. El resto se excusó de participar o no respondió.

“No recuerdo que le hayamos dado al Gobierno una sugerencia que sea equivocada. Hemos sido bastante prudentes en general, recomendando algunas acciones que no siempre se llevaron a cabo”, opinó Cahn.

Para él, si el confinamiento no hubiese comenzado en marzo “hoy habría cuatro o cinco veces más muertos porque no hubiesen alcanzado las camas” ya que durante los primeros meses de aislamiento se reforzó el sistema de salud de todo el país.Faltó una política más enérgica de búsqueda de contactos porque la cuarentena sola no resuelve el problema.Pedro Cahn

Sin embargo, señaló: “La cuarentena se fue deshilachando por el cansancio o por los mensajes de algunas personas anticuarentena. También faltó una política más enérgica de búsqueda de contactos porque la cuarentena sola no resuelve el problema, habría que haber aislado a los contactos y testearlos para ir adelantándose al virus. No se trata de testear en forma indiscriminada con testeos masivos, sino en la búsqueda de pacientes asintomáticos en ciertos conglomerados”, sostuvo el especialista en VIH-sida.Guía de tests de Covid-19. Cuáles sirven, cuánto salen y dónde se realizan

¿Quién conforma el comité de expertos? Mirta Roses, embajadora especial de la OPS/OMS; Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y director de Investigaciones de la Fundación Huésped; Gonzalo Camargo, presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias; Ángela Gentile, expresidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped; Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; Carlota Russ, exsecretaria de la Comisión de Infectología de la SAP e infectóloga pediátrica de la Fundación Hospitalaria; Luis Cámera, secretario de la Sociedad Argentina de Medicina; Gustavo Lopardo, expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE). También, se convocó al infectólogo Pablo Bonvehí, jefe de Infectología del CEMIC, director científico de la Fundación Vacunar y coordinador de la Comisión de Recomendación Científica y Relaciones Institucionales de la SAVE.

La secretaria de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, fue quien los convocó. Todos ya se conocían. Vizzotti fundó la SAVE cuando, a finales de 2016, dejó el cargo al frente de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la cartera sanitaria nacional. Integra la Comisión de Vacunas de la SADI con Bonvehí y Florencia Cahn, que la sucedió al frente de la SAVE. Fue parte del Comité Científico de la Fundación Vacunar el año pasado, fue asesora en Análisis de Estrategias Sanitarias de la Fundación Huésped y dirigió el Centro de Estudios para la Prevención y el Control de las Enfermedades Transmisibles de la Universidad Isalud, que el ministro González García fundó en 1991.

A diario, los integrantes del COE comparten por WhatsApp estudios que se van publicando sobre la pandemia y revisan los datos locales o responden consultas que les proporcionan las autoridades. Los distintos puntos de vista llegan a generar alta tensión durante los intercambios. Pero en algo coincide el perfil de la mayoría de los convocados: su palabra tiene presencia en los medios desde hace años.

Fuente:La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí