Dos proyectos tucumanos, que pasaron por el espacio de trabajo que funciona en el IDEP, llegaron a instancias finales en certificaciones nacionales.

Generar redes de contactos para potenciar negocios, brindar capacitaciones, impulsar la innovación y enriquecer proyectos son algunos de los objetivos del Club de Emprendedores de Tucumán, el espacio de trabajo compartido que funciona en el IDEP Tucumán (Instituto de Desarrollo Productivo). Pero, además, el Club es una plataforma para participar en concursos nacionales que abren acceso a mentorías y contactos con inversores.

Dos proyectos tucumanos, que recibieron asesoramiento de los técnicos del IDEP en el Club de Emprendedores, llegaron a la instancia final de dos reconocidos certificados: Naves, que organizaron el Banco Macro y el IAE Business School de la Universidad Austral, y el Emprendedor del Año , que impulsan el Ministerio de Producción de la Nación y la comunidad de emprendedores Reinventate.

Uno de los proyectos que llegó a semifinales en el concurso Naves fue Rolado, un panel que produce estímulos visuales y sonoros con luces LED y un pequeño parlante, para ayudar a los niños con discapacidad en su desarrollo sensorial. Fue creado por Cristian Mazzocato, profesor de Educación Física, y Rodrigo Duloc, psicomotricista. El producto funciona como una mesa para que los niños jueguen con diferentes materiales como arena, yerba, polenta o papel.

Mazzocato consideró que Rooled estuvo entre los 40 semifinalistas, sobre un total de 10,000 que se consideró de todo el país. “Fue excelente la experiencia de haber utilizado el concurso Naves. Nos enteramos gracias al Club de Emprendedores. Aunque no pudimos llegar a la final, nos llevamos mucha información, porque recibimos mentores y capacitaciones por parte de los organizadores”, subrayó.

El otro emprendimiento tucumano que se destacó en un concurso nacional fue Rolling Code, una academia local que forma programadores. La iniciativa, que impulsó Esteban Juárez Rivas, ingeniero en Sistemas, fue finalista del concurso El Emprendedor del Año. El objetivo de la escuela de programadores es ayudar a cambiar la vida de las personas a partir de la educación y la formación profesional.

“No me tocó ganar el concurso, pero me llevé un montón de experiencia y de información. Siento que gané porque pude conocer a otros emprendedores del país que tienen excelentes proyectos. de Emprendedores me convencí y decidí participar del concurso “, manifiesto Juárez Rivas.

Cómo resumir al Club de Emprendedores

-El espacio de trabajo compartido está disponible para toda la comunidad productiva de Tucumán. Funciona en las instalaciones del IDEP, ubicado en Virgen de la Merced 141, 1 ° piso, San Miguel de Tucumán, de lunes a viernes de 9 a 16.30.

-Cuenta con un área de 80 metros cuadrados y una capacidad de 24 puestos de trabajo, con salas de reuniones y acceso gratuito a internet.

-Para pedir un turno y acceder a los servicios de asesoramiento gratuito, los emprendedores deben completar el formulario de adhesión disponible aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here