Un grupo de científicos argentinos creó el prototipo de un kit portátil para diagnosticar, mediante una tecnología molecular, si un paciente está infectado con coronavirus, una enfermedad surgida en China que causó la muerte de más de mil personas a nivel global.

“Hace ocho años apareció una tecnología llamada CRISPR, que es un sistema de defensa en bacterias que fue adaptado como una herramienta biotecnológica para editar genes”, afirmó Federico Pereyra Bonnet, uno de los fundadores el proyecto Caspr Biotech.

Pereyra Bonnet explicó que el año pasado “se descubrió el diagnóstico como un nuevo uso para la tecnología CRISPR” y que a partir de allí, el grupo de científicos creó una empresa bajo normativa del CONICET, que “es la encargada de llevar adelante el desarrollo de los kits”.

El proyecto está integrado, además de Bonnet, por Carla GimanezFranco GoytíaLucía Curti y Guillermo Repizo y funcionó en pruebas para dengue, zika y hantavirus.

“Recientemente lo probamos para detectar coronavirus y los resultados fueron óptimos en relación a sensibilidad y costo”, informó el investigador.  La investigadora Lucia Curti sostuvo que “lo interesante de esta técnica es que se puede llevar a una tira reactiva como si fuera un test de embarazo: una línea negativo, dos líneas positivo”.

Aclaró que “es un prototipo que no está expuesto a una muestra real de pacientes, pero que es fácilmente escalable y se puede adoptar fácilmente”

Dijo que hasta ahora no tuvieron contacto con organismos referidos a salud, “pero esto recién arranca”.

“Este método nos facilita mucho el diagnóstico y pensando en un país como Argentina que es largo y que tenemos pocos centros especializados hace que se democratice el diagnóstico”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí