En menos de un año y sin exponer a la niña a un proceso judicial de fuerte impacto público, la justicia definió una sentencia que roza la máxima para el abuso sexual agravado.

En un juicio abreviado, condenaron a 18 años de prisión al abuelastro de Lucía, por el delito de “abuso sexual doblemente agravado por el grave daño a la salud mental y física de la niña aprovechando la situación de convivencia”.

La audiencia se desarrolló en la Sala V de debate oral penal a cargo de los jueces Fabián Fradejas, María Balcazar y Juana Francisca Juárez.

El condenado de 66 años cumplirá la sentencia en el penal de Villa Urquiza.

El Tribunal dictó, además, medidas de reparación a la niña y solicitó al Poder Ejecutivo asistencia psicológica gratuita para Lucía, una beca para que pueda terminar sus estudios y asistencia social para ella y su familia.

También, instó al PE a realizar relevamientos sobre abuso sexual infantil, desarrollar campañas contra la violencia hacia las mujeres con protocolos de denuncias en toda la provincia, en especial en 7 de abril, con perspectiva de derechos humanos y género.

Durante la audiencia, “Sol” (se resguarda su verdadera identidad para proteger a la niña), madre de Lucía, pidió la palabra y solicitó la pena máxima para el acusado porque “causó un daño tremendo y le arruinó la vida y dejó marcada a mi hija y toda mi familia”.

El acusado se declaró culpable, pero no pidió disculpas por el daño ocasionado.

Lucía fue representada y acompañada por las organizaciones Andhes y Cladem. “No hay pena que pueda borrar el daño que sufrió Lucía, pero entendemos que este juicio abreviado con una condena que roza la máxima tipificada fue la mejor opción para proteger a la niña que no deberá pasar por un proceso que puede ser revictimizante y estigmatizante en un momento en el que está logrando rearmar su vida y sus vínculos. También muestra que había pruebas irrefutables y contundentes de la culpabilidad del acusado. Es importante remarcar la celeridad con la que actuó la justicia: en menos de un año, el abusador de Lucía fue sentenciado”, indicaron Emilio Guagnini, de Andhes, y Celia Debono, de Cladem.

Desde las organizaciones recalcaron el pedido presentado al Tribunal Penal de que se haga seguimiento de la condena con la premisa de cuidar a Lucía, que la pena sea de cumplimiento efectivo y que la sentencia incorpore medidas para garantizar la no repetición de este delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here