Carla Vizzotti se sumó al escándalo Matías Almeyda: “No pasó nada de lo que se dice que pasó”

La ministra de Salud aseguró que, aunque la ley no lo prohíbe, no puede ir “cualquier persona” a comprar vacunas contra el coronavirus Covid-19

11

El ofrecimiento de Matías Almeyda para comprar dosis de vacunas contra el Covid-19 para su ciudad natal y que fue rechazado por un funcionario, sigue sumando capítulos. Quien habló esta mañana sobre el tema fue la ministra de Salud, Carla Vizzotti, que en una charla con un grupo de periodistas, en el que participó LA NACION, aseguró: “Con Almeyda no pasó nada de lo que se dice que pasó”.

Casi sobre el cierre de un encuentro con seis medios gráficos y digitales, que se llevó a cabo en el segundo piso del Ministerio de Salud en la Avenida 9 de Julio, Vizzotti dijo: “Es muy importante remarcar que, ante una situación personal que genera este impulso de ayudar y que tuvo buena intención, no se condice con los marcos legales de lo que es la compra de medicamentos o vacunas, y todo lo que es el registro, autorización e importación”.

Una cosa es una buena intención, no solo de un particular sino también de privados, y otra cosa es un marco legal donde la industria farmacéutica, tanto pública como privada, está vendiendo a Estados porque es una situación inédita a nivel mundial”, siguió la funcionaria.

Vizzotti agregó: “En segundo lugar, está el marco de la importación de vacunas porque se tiene que saber de dónde vienen, tener una trazabilidad y presentar toda la información. No hay ninguna persona o privado, que no sea una farmacia o droguería, que pueda comprar ningún medicamento, ni antibióticos. No es que una persona puede llamar a un laboratorio e importar vacunas”.

Ante la consulta de los dichos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que el 8 de abril aseguró: “Las provincias y el Gobierno de la Ciudad pueden comprar vacunas por su cuenta y los privados también. No está prohibido en Argentina”, la ministra explicó a qué se refería el ministro coordinador. “Lo que dijo Cafiero es que las provincias pueden comprar, no privados. Lo que dice la ley es que pueden las provincias y los privados, pero no cualquier privado, no puedo ir yo a comprar. Tiene que ser una droguería o a través de una droguería. Eso es así”, explicó Vizzotti.

La ministra agregó: “En la ley no se especifica la prohibición de compra de las provincias, todo lo contrario, se las exime de impuestoLa ley no habla de privados, no los prohíbe, pero los privados no son una persona que con la mejor buena voluntad del mundo se acerque a traer una vacuna. Eso es un marco legal”.

“Que no esté prohibido, no implica que pueda ir cualquier privado a comprar”, cerró Vizzotti.

El dolor y la bronca de Almeyda

En una entrevista con radio Mitre el martes, el actual técnico de la liga de fútbol de los Estados Unidos, contó: “Hace 20 días llamé a un político importante de la Argentina porque quería vacunar a toda la ciudad de Azul, quería pagar todas las vacunas, no me importaba lo que iba a costar. Si me quedaba sin lo que tenía, no me importaba porque la pérdida de mi padre y muchos conocidos me dio mucha tristeza. Tenía todos los contactos para llevar las vacunas, pero lamentablemente no se pudo”.

Según relató el exjugador de River y la Selección Nacional: “Tenía los vínculos, pero cuando hablé con este político me dijo que no se podía porque es un tema que lo manejan los Estados.No se puede a nivel privado hacer estas cosas. Es una lástima porque hay mucha gente que estaría dispuesta a invertir dinero para ayudar a la población. El sistema está hecho así, lo maneja el Gobierno. El día que se abra un poco todo esto, va a haber mucha gente que querrá colaborar, pero también va a haber mucho negocio. Es difícil y entendible. Una lástima”.

Almeyda fue uno de los argentinos que perdió a un familiar por la pandemia que llegó al país en marzo del año pasado. Fue su padre quien no pudo superar al virus que ya provocó más de 67.500 muertes, según los datos oficiales: “Azul tiene 55 mil habitantes y solo dos respiradores artificiales. Mi papá se murió y se podría haber evitado como también la muerte de mucha gente. ¿Cómo no voy a tener bronca? No culpo a la política de Azul ni al hospital, culpo al sistema que tenemos hace años que es un desastre. Creo que estamos distribuyendo los impuestos muy mal”.

FUENTE: La Nacion

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí