Buscan llegar a los hogares de los pacientes con tartamudez a través de la telemedicina

La tartamudez es una característica del habla que es cíclica, impredecible e involuntaria. Con telemedicina asisten a pacientes

8

Lina Marcela Almazán, a cargo del Consultorio Público de Tartamudez que funciona en el hospital Avellaneda se refirió a las consultas por el sistema de telemedicina, que se complementan con la terapia asistencial. 
La función del mismo, previo a la pandemia, era brindar talleres informativos para la comunidad, la familia, personas con tartamudez, docentes y personal de salud. Todas las capacitaciones que se realizan afuera del consultorio tienen una participación activa de la persona con tartamudez y su familia.
En este sentido, la profesional resaltó que durante la cuarentena jamás se abandonó al paciente con tartamudez. “Hicimos un acompañamiento teniendo en cuenta las circunstancias y el momento difícil que nos tocó vivir a todos. Se empezó a implementar la telemedicina y llegó para quedarse, pero la complementamos con la terapia asistencial”, explicó.
A su vez Almazán contó, a días del comienzo de clases, que el trabajo articulado que realizan con el Ministerio de Educación para el acompañamiento de las personas con tartamudez es importante por el apoyo que se les brinda a los pacientes. “Buscamos darles herramientas para que puedan tener el mismo derecho que otros alumnos, tanto en el ámbito escolar como en el de la salud. La comunidad de las personas con tartamudez es amplia y en la que aprendemos día a día y tenemos el orgullo de pertenecer a un espacio público que lo vamos fortaleciendo cada vez más”, se explayó.
En la oportunidad, la licenciada explicó que la tartamudez es una característica del habla que es cíclica, impredecible e involuntaria. La tartamudez puede aparecer entre los 2 y los 6 años, cuando los niños están en pleno desarrollo del habla y lenguaje. Hoy en día con una intervención adecuada y temprana o bien en casos de más edad, siempre que se empiece al poco tiempo de aparecer el problema, se puede llegar a solucionar el trastorno de la fluencia verbal en un porcentaje muy alto y así evitar su cronificación.
“Hay que tener en cuenta si hay antecedentes en la familia y hacer la consulta en temprana edad. Además hay una aplicación que pueden descargar en el celular para la detección temprana, y ver a una fonoaudióloga especializada en el tema”, indicó Almazán.
Síntomas de la tartamudez
•    Repetir sonidos, tener bloqueos y realizar prolongaciones de partes de palabras y palabras enteras.
•    Pausa entre las palabras o dentro de una palabra.
•    Elegir palabras sencillas en lugar de aquellos que son más difíciles de hablar.
•    Mostrarse tenso o incómodo al hablar.
•    Añadir “uh” o “um” en el medio de una frase.
•    Añadir palabras o frases que no están relacionados (raramente)

Fuente Comunicación Tucumán

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí