Sesenta y siete personas murieron en las últimas 24 horas en Brasil por coronavirus, con lo cual la cifra de fallecidos desde el inicio de la pandemia aumentó a 553, con 12.056 casos confirmados, reportó hoy el Ministerio de Salud.

La noticia se divulgó en forma electrónica en el marco de los rumores sobre una posible expulsión del gobierno por parte del presidente Jair Bolsonaro del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien se negó a recomendar el cese de las cuarentenas determinadas por los gobernadores.

Las nuevas cifras indican que la tasa de letalidad de Brasil es de 4,6%.

El presidente Bolsonaro convocó a una reunión de su gabinete luego de almorzar con el diputado y ex ministro de Ciudadanía Osmar Terra, quien defiende la flexibilización de medidas contra el coronavirus.

San Pablo, el estado más poblado del país, que prorrogó hasta el 22 de abril las medidas de distanciamiento social y cierre de la actividad económica, lidera con 4.866 casos y 304 muertos la penosa lista de víctimas de la pandemia.

Río de Janeiro tiene 71 muertos y 1461 casos y el tercer estado en letalidad es el el norestino Pernambuco, con 30 decesos, seguido por Ceará, con 29 y Amazonas con 19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here