Los indicadores con los que trabaja el Laboratorio Climatológico Sudamericano van augurando un invierno muy frío y un cambio brusco de temperatura con una caída térmica considerable para los próximos días, esto después de un otoño muy caluroso. Las primeras heladas se registrarían a principio y fines de junio.

“Estamos esperando un invierno riguroso, es decir de menos uno (grado centígrado) para abajo” resaltó el doctor Juan Minetti, anticipando que las heladas de junio provocará serios inconvenientes para la zafra azucarera.

Pero la producción de caña no será la única perjudicada. Todo parece indicar que a las bajas temperaturas que se vienen le seguirá una primavera muy seca, eso es lo que indican las estadísticas, esto provocará serios inconvenientes en todos los cultivos que precisan agua como el azúcar y el limón, las principales actividades productivas locales.

Resultado de imagen para produccion caña de azucar tucuman

La sequía preocupa en la zona central y ya auguran pérdidas importantes en la producción de granos, similar a la de 2008 pero no será más intensa, aseguró Minetti. Esta situación se evidencia en Tucumán con los bajos niveles en el dique Escaba, de esta manera, tal como viene advirtiendo desde hace un tiempo ya el meteorólogo el principal problema de la próxima década será la falta de agua.

Lo que se viene

En marzo se han dado señales claras que anticipan un invierno riguroso, con algunas entradas de aire frío. El abril pasado, el más cálido de los últimos 60 años también es un indicador de un cambio térmico muy brusco para los próximos días.

Para el mes que inicia se espera mucha nubosidad lo que provocará ya una baja considerable de la temperatura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí