17.000 niños de la Franja de Gaza fueron separados de sus padres

El vocero del organismo indicó que averiguar quiénes son esos menores no acompañados está siendo "extremadamente difícil", pues a veces ingresan en los hospitales, heridos o conmocionados, y "simplemente, ni siquiera pueden decir cómo se llaman".

10
"Cada uno de ellos tiene una historia desgarradora de dolor y pérdida", declaró Jonathan Crickx, portavoz de Unicef / Foto: AFP

Al menos 17.000 niños fueron separados de sus padres en la Franja de Gaza o están no acompañados desde que empezó la guerra entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamas hace casi cuatro meses, según un cálculo de Naciones Unidas publicado este viernes.

“Cada uno de ellos tiene una historia desgarradora de dolor y pérdida”, declaró Jonathan Crickx, portavoz del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) en los Territorios Palestinos.

“Este dato equivale al 1% de toda la población de Gaza que fue desplazada, 1,7 millones de personas”, declaró Crickx por videoconferencia desde Jerusalén durante una rueda de prensa celebrada en Ginebra.

El vocero indicó que averiguar quiénes son esos menores no acompañados está siendo “extremadamente difícil”, pues a veces ingresan en los hospitales, heridos o conmocionados, y “simplemente, ni siquiera pueden decir cómo se llaman”, consignó la agencia de noticias AFP.

Crickx comentó que, cuando hay guerra, es común que la familia extendida se haga cargo de los niños que quedaron huérfanos.

Sin embargo, en la Franja de Gaza, “debido a la total falta de comida, agua o refugio, las familias extensas también lo están pasando mal y enfrentan desafíos, como para encima atender a otro niño, con lo que les cuesta cuidar sus propios hijos y sus familiares” más directos, explicó.
En general, Unicef define a los niños “separados” como aquellos que están sin sus padres; y a los “no acompañados” como aquellos que fueron separados de sus padres y que, además, tampoco están al cuidado de ningún pariente.

Además, el portavoz alertó que “casi todos los niños” del enclave palestino, casi un millón, necesitan asistencia psicológica, pues su salud mental se vio fuertemente impactada por la guerra.

Israel lanzó su operación el 7 de octubre, luego de que cientos de milicianos de Hamas infiltrados desde Gaza asesinaran ese día a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraran a otras 240, incluyendo una veintena de argentinos.

El Ministerio de Salud del enclave palestino dijo que al menos 27.131 palestinos, en su mayoría mujeres, niños y adolescentes, murieron en la Franja de Gaza desde el comienzo de la ofensiva de Israel, y más de 66.000 resultaron heridos.

Fuente: Télam