10 plantas para jardines y terrazas que apenas necesitan riego

Las plantas de exterior se han convertido en las mejores opciones para jardines y terrazas, ya que son muy resistentes a los climas más difíciles.

24

Cultivar plantas de exterior en jardines y terrazas es una manera de darle un cambio estético a dichas áreas. Lo mejor de todo, es que se trata de plantas que no requieren de cuidados especiales, de hecho, apenas necesitan riego. Si deseas tener este tipo de plantas en tu jardín o terraza, te mostramos cuáles son las 10 mejores opciones.

Ten presente que, las plantas de exterior pueden soportar los climas extremos, ya sea de altas o bajas temperaturas. Su increíble resistencia a las variaciones climáticas, junto a las hermosas características estéticas, hacen de estas plantas una alternativa para decorar y mejorar el estado de tu jardín o terraza.

¿Cuáles son las 10 mejores plantas de exterior para jardines y terrazas?

1- ADELFA


Se trata de una planta proveniente del Mediterráneo, las hojas de la adelfa son perennes, mientras que sus flores son muy coloridas. Por lo general, sus flores suelen ser blancas, rojas o rosadas, lo que les aporta un aspecto muy llamativo que la convierte en una de las plantas de exterior más populares.

Sin embargo, una de las características más increíbles de la adelfa es su gran capacidad para adaptarse y sobrevivir en climas extremos. La adelfa es capaz de tolerar temperaturas superiores a los 40 grados, además de soportar largos periodos de sequías. Por esta razón, el cultivo de esta planta es muy sencillo, ya que no requiere mucha agua para crecer y sobrevivir.

Por otro lado, a pesar de ser una de las más hermosas, es importante saber que puede llegar a ser venenosa. Lo que significa que su consumo provoca ciertos efectos en el cuerpo como dermatitis, náuseas y en casos más extremos, paros cardíacos.

2- BUGANVILLA


Uno de los principales atractivos de esta planta es que puede florecer durante el verano y también en otoño. Aunque sus flores pueden variar de colores, el rosa suele ser el tono más común en la buganvilla. A diferencia de la anterior, esta es una planta trepadora, dependiendo de su entorno la buganvilla puede llegar a alcanzar una altura de 6 metros, lo que le permite cubrir una gran extensión de las paredes.

Como la mayoría de las plantas de exterior, la buganvilla es una especie ideal para decorar jardines y terrazas. También es capaz de sobrevivir condiciones climáticas extremas con tan solo un poco de agua. Esto se debe a que esta planta puede almacenar agua en el interior de su tallo e incluso sus hojas.

3- VERBENA


Otra de las plantas de exterior capaz de resistir las altas temperaturas y las temporadas de sequías, es la verbena. Este tipo de planta es nativa de América del sur y sus maravillosas cualidades le permiten adaptarse con una enorme facilidad a casi cualquier clima. Pero eso no es todo, también puede soportar situaciones adversas como, por ejemplo, las altas temperaturas y la escasez de agua.

Asimismo, la verbena no necesita de cuidados específicos, todo lo contrario, cuidarla es muy sencillo. Esto se debe a que esta planta es muy resistente, por lo que puede soportar muchas cosas. Por otro lado, sus flores tienen una gran variedad de colores que van desde el morado hasta el rosa. Un dato muy interesante de loa verbena es que, además de ser una gran opción decorativa, también cuenta con propiedades medicinales. El té de esta planta puede ayudar a bajar la fiebre, calmar dolores de cabeza y prevenir problemas estomacales.

4- OLIVO


Además de las anteriores, el olivo también es una de las plantas de exterior más cultivadas, especialmente en el Mediterráneo, su lugar de origen. El olivo posee una increíble capacidad para tolerar largas sequías e incluso, altas temperaturas, puesto que solo necesita poca cantidad de agua para sobrevivir. De hecho, el agua de lluvia es más que suficiente para que esta planta de exterior pueda crecer sin problemas.

Si bien es cierto que el olivo es muy fácil de cultivar y cuidar, la verdad es que se trata de una planta muy popular por su estética. Esto permite darle un toque elegante y Mediterráneo a los jardines y terrazas. Su gran diversidad de tamaños también permite plantarlos tanto el suelo como en macetas.

5- ALOE VERA


Entre todas las plantas de exterior, el aloe vera es conocido por su gran resistencia y fácil cuidado. Solo debes tener presente que, el aloe vera prefiere los lugares secos y muy soleados, ya que le permite crecer más rápido y saludable. Identificar esta planta es muy sencillo, puesto que sus hojas son gruesas y bastante carnosas.

La sustancia que se encuentra en sus hojas contiene una gran variedad de propiedades que pueden ser aprovechadas para mejorar la salud. Especialmente, de la piel, es por esta razón que el aloe es usado como ingrediente principal en la fabricación de productos cosméticos y también, para el cuidado personal.

6- SUCULENTAS


Hoy en día, existe una enorme variedad de suculentas, todas con características únicas que van desde el tamaño, forma, color e incluso floreado. Se trata de una especie de cactus que resiste muy bien las sequías y las temporadas más calurosas. Del mismo modo, las suculentas no necesitan grandes cantidades de agua, todo lo contrario, con un poco es suficiente para resistir las condiciones climáticas más extremas.

Las suculentas son muy populares para usos decorativos tanto en interiores como en exteriores. Sus extrañas formas y gran variedad de tamaños y colores las hacen irresistibles. Asimismo, los cuidados son muy mínimos, solo hay que asegurarse de que reciban sol y listo.

7- GLICINA


Su gran resistencia ante las altas temperaturas y las temporadas de sequía, hacen de la glicina una increíble planta para exteriores. No necesita mucha agua para sobrevivir, ya que un poco es suficiente para resistir distintas condiciones climáticas. La glicina e perfecta para cultivarla en jardines y terrazas, sobre todo porque se trata de lugares donde hay mayor exposición al sol y no reciben mucha agua.

Si bien es cierto que uno de los puntos fuertes de la glicina es su resistencia a las altas temperaturas, también es una planta muy hermosa. De hecho, sus flores tienen un bonito color violeta, mientras que sus hojas llaman mucho la atención gracias a sus tonos verdes brillantes. Además, su aroma, a pesar de ser suave, es increíblemente agradable, lo que permite usarla también como una planta de interior.

8- LANTANA


Esta planta es perfecta como planta de exterior, ya que es una especie de arbusto que resiste bastante bien las temporadas calurosas. Entre sus características más llamativas están sus hermosas flores, las cuales tienen formas de racimos y poseen distintos colores. Ya sea rosa, rojo, azul o naranja, la lantana ayuda a embellecer tanto jardines como terrazas.

Puesto a que sus hojas duras y con textura rugosas, esta planta disminuye la evaporación del agua que almacena en su interior. De esta forma, esta planta obtiene mayor resistencia a los climas secos y sobre todo, en lugares donde el agua es limitada.

9- AGAPANTO


Conocido también como lirio africano, el agapanto es una especie de planta perenne que posee muy largas y arqueadas. Cuando florea, el agapanto produce abundantes racimos de flores que tienen un aspecto muy similar al de una campana y sus colores van desde el azul al blanco.

Asimismo, esta planta es muy resistente a las altas temperaturas, esto se debe que el agapanto tiene raíces muy profundas. Esto le permite extraer agua dese lugares que otras plantas con raíces cortas no pueden.

10- PLANTAS AROMÁTICAS


Las plantas aromáticas suelen ser opciones ideales para en interior del hogar, sin embargo, también hay plantas de exterior con increíbles aromas. Al igual que las anteriores, estas plantas no necesitan de muchos cuidados para que mantengan su hermoso aspecto y característico olor.

Ahora bien, entre las plantas aromáticas de exterior, las más populares son el romero, el tomillo, la lavanda y la salvia. Cada una de estas plantas es capaz de sobrevivir a las peores condiciones climáticas. Por otro lado, muchas plantas aromáticas, aparte de ser usadas como decoración, también poseen ciertas propiedades medicinales e incluso culinarias.

En el caso de la salvia y el romero, son plantas aromáticas muy valoradas como condimentos para darle sabor a la carne. Mientras que el tomillo y la lavanda son ideales para preparar aceites esenciales e infusiones aromáticas.

fuente: Los Primeros.